Notificaciones electrónicas obligatorias: ¡a favor!

Todos ganaremos en eficacia, seguridad jurídica, agilidad y ahorro de costes, y la Administración Electrónica recibirá otro tremendo impulso en nuestro país.

Estoy completamente a favor de las notificaciones electrónicas obligatorias (hasta ahora no lo eran y apenas se usaban), y creo que supondrán un importante avance tanto para las empresas como para la Administración.

El gasto postal alcanzó en 2008 la friolera de 250 millones de euros entre AGE (150 millones de euros) y CC.AA. (100 millones). Por ejemplo, el Ministerio del Interior gastó 33 millones de euros y el Ministerio de Economía y Hacienda 37 millones de euros.

Con la notificación electrónica obligatoria para personas jurídicas (y algunos supuestos especiales, también personas físicas) del Real Decreto 1363/2010, la Agencia Tributaria tendrá la garantía de que el interesado recibe la notificación, y éste, de haberla recibido, evitando las molestias (costes, desplazamientos) que conlleva el aviso de recibo físico de correos o tener que estar pendiente de si nos han notificado algo en el BOE.

Con un mínimo de cuidado y disciplina, revisando el buzón de notificaciones electrónicas una o dos veces a la semana, y designando un responsable y un suplente para dicha tarea, podremos gestionar de forma totalmente eficiente las notificaciones administrativas. Es una función más que habrá que integrar en el organigrama de la empresa.

Ya no habrá más cartas olvidadas por algún empleado poco diligente. El cartero no dejará de entregar cartas por direcciones erróneas, ausencia o destinatario desconocido, que igual, con un poco de voluntad, podrían haber llegado a su destino, evitando algún que otro roto (incumplimiento de embargos, archivo de procedimientos, retraso en las devoluciones, denegación de aplazamientos, deudas que entran en ejecutiva, plazos de recurso que ya pasaron).

Es cierto que asesores y despachos profesionales no quieren asumir esta tarea, y que les preocupa la misma, como nos cuenta Bartolomé Borrego en una entrada anterior (y el día 1 de enero no pienso que vaya a ser fatídico), pero es que no se implanta pensado en que ellos la asuman, y no debieran hacerlo.

Las notificaciones las tienen que recibir en su Dirección Electrónica Habilitada los clientes, excepto que el profesional haya aceptado voluntariamente su recepción como apoderado, mediante inscripción en el Registro de apoderamientos y, por supuesto, cobre también por este nuevo servicio y responsabilidad.

El ser depositario del certificado de firma electrónico de un buen número de sus clientes no debiera llevarles a asumir la tarea de ser receptores de notificaciones telemáticas (ver entrada anterior del Blog).

Desde el punto de vista de la Agencia Tributaria, las ventajas son enormes:

  • Acortamiento de los plazos de notificación: que se veían retrasados hasta en 6 meses en el caso de tener que practicarse por edictos y agilización en la resolución de los procedimientos tributarios. Actualmente se dedican muchas horas, plantilla y esfuerzo a las notificaciones.
  • Seguridad jurídica: Se pone fin a una de las principales causas de nulidad o anulabilidad de los procedimientos administrativos que siempre tienen en la notificación su punto más débil.
  • Ahorro de costes: La AEAT se gastó en 2008 16 millones de euros en correo postal. Al anterior importe hay que sumar los gastos en papel, sobres, tóner, maquinaria, plantilla, etc. Las notificaciones electrónicas con Correos cuestan menos de 0,3 euros por notificación.
En breve veremos como otros órganos de la Administración dan también este paso. Es inminente por parte de la Dirección General de Tráfico (ver mi post al respecto) y por la Tesorería General de la Seguridad Social.

Para más información también puede consultar mi post “Despliegue de las notificaciones electronicas (NEO) y Consultorio sobre las mismas” o en los de Bartolomé Borrego Zabala sobre “Notificaciones electrónicas obligatorias para empresas” y “El apoderamiento electrónico, herramienta clave en las notificaciones electrónicas”, así como los artículos que he publicado al respecto en Carta Tributaria/Artículos/Internet o en Cissfiscal/Información práctica/Administración Pública.
.

¿Cuál es tu opinión? ¿Le ves ventajas o inconvenientes? ¿Estás a favor o en contra? ¿Tu despacho profesional se va a ocupar de recibir las notificaciones electrónicas o es una tarea que deberían hacer directamente los clientes? ¿Si eres funcionario, qué piensas de ellas? ¿Has sufrido algún roto por no haber recibido una notificación?

6 Comentarios | Leído 1797 veces

Ambos comentarios y pings est?n actualmente cerrados.

6 opiniones en “Notificaciones electrónicas obligatorias: ¡a favor!”

  1. Carlos dice:

    En contra!!! Seria permitir al gobierno inmiscuirse en nuestra vida privada de una manera injusta e innecesaria. Por otro lado, y dado la necesidad de recaudar de muchisimas instituciones, se lanzarian notificaciones poco sustentables que después son complicadas al reclamar y eterno recuperar. Antes de tener una dirección de esas, me voy a vivir a Islandia.

  2. R777 dice:

    A favor, siempre que sea una opción para el ciudadano y nunca una imposición.

  3. Karlos dice:

    TOTALMENTE EN CONTRA. La digitalización de la relación con las administraciones es, de por sí y en principio…deseable. Peeerooo… en los despachos profesionales sabemos que el 98% de los casos de gestión, se ganan por defectos de la Administración en las comunicaciones. No se respetan los derechos que garantizan los principios de seguridad jurídica. Si a esto añadimos la “obligatoriedad” de tener la vida digitalizada…dudo mucho de que sea esto constitucional.
    Para vender periódicos o tener una peluquería, un restaurante…vamos, donde está el 95% del empleo en España ¿Decide un Gobierno que es obligatorio tener todo digitalizado?. No, radicalmente NO. Estamos las empresas haciendo el trabajo de gestión a la administración, y ya, para la devolución mensual del IVA…tiene la AEAT la contabilidad digitalizada de forma preventiva, inspeccionada SI PROCEDIMIENTO, sin audiencia.
    No, definitivamente no. MIS DERECHOS PRIMERO.

  4. luisjos dice:

    POSTURA INTERMEDIA:La Administración ganará agilidad en sus procedimientos y ahorrará la mitad del gasto en correos y supongo que en dietas de los agentes, pero a costa de perjudicar los derechos de los contribuyentes, sobre todo de las SL más pequeñas. La realidad es que más del 80% de las sociedades no tienen certificado , si no apoderan a nadie ¿ como se enterarán de sus notificaciones? ¿ Si el administrador está enfermo, hospitalizado….? a los 10 días notificado.

    Ninguna Ley exige a una SL ni tener asesor , ni tener ordenador

  5. Karlos dice:

    Pues LUISJOS, como que me das la razón.

    La cuestión es que las empresas tienen PERSONALIDAD JURÍDICA, pero la tienen, y detrás de las EMPRESAS hay PERSONAS FÍSICAS, titulares de Derechos, entre los que están los Derechos Constitucionales, como ejemplo artículo 9.3 de la C.E., por poner uno, porque no nos olvidemos de una cuestión: detrás de las Sociedades hay Administradores, que son responsables subsidiarios, solidarios, etc., según el caso.

    Luego entiendo que la restricción de Derechos a las Sociedades, es restricción de Derechos a las personas, que finalmente serán RESPONSABLES, con lo que vía Sociedades se usurpan finalmente Derechos a las Personas, como es el caso.

    INSISTO: RADICALMENTE NO.

    MIS DERECHOS PRIMERO.

    Las urgencias y eficacia de la Hacienda Pública no puede estar NUNCA por ensima de los Derechos de las personas, y este es un claro ejemplo de recorte de Derechos.

  6. calixtor dice:

    creo que la sociedad y la realidad empresarial NO está preparada para asumir este nuevo reto de la AEAT. La consecuencia es que esa responsabilidad recaerá una vez más en el asesor. Pero el asesor no cobra por hacer el trabajo a la AEAT, no solo este sino otro como el envío de declaraciones de forma telemática con los inconvenientes de gestión que este sistema tiene. ¿ahorro? será para la AEAT, porque gran parte de ese ahorro se traslada a las empresas y sobretod a los asesores. La AEAT impone más obligaciones (indirectas porque dicen que son dirigidas a las empresas) a los asesores sin recibir ésos nada a cambio, excepto más riesgos y dedicación de tiempo, es decir, más costes.
    ES INACEPTABLE, salvo que a los asesores nos den una contrapartida ¿donde están los colegios profesionales y asociaciones para que defiendan a los asesores?

Comments are closed.